Con reconocimientos y novedades, UCLAEH celebró sus 65 años

Con la presencia de autoridades, socios y amigos, la Universidad CLAEH celebró el pasado 7 de setiembre su aniversario número 65. En una ceremonia realizada en Agadu, UCLAEH inauguró en esa ocasión una política de reconocimientos a personas que han aportado a la sociedad con su actividad profesional.

Además, el rector Carlos de Cores informó una novedad que interpretó como un regalo en el marco del aniversario institucional: el filósofo Edgar Morín aceptó ser presidente de honor de la cátedra que lleva su nombre. “Lo tomamos como un hermoso regalo que hace honor a esta tradición de 65 años”, expresó De Cores en su discurso.

Asimismo, el rector remarcó la importancia de que las universidades otorguen reconocimientos y expresó: “Es un pilar fundamental de ese nuevo tipo de universidad que queremos construir. (…) El reconocimiento es dado sin que se pida. No se acumula, sino que se convierte en un nuevo motivo para volver a dar y servir”.

Por su parte, el presidente de UCLAEH, Ricardo Chiesa, expresó: “UCLAEH es como el agua de un río que transcurre y fluye, una comunión de generaciones conectadas por una inspiración humanista. (…) Ser una organización río es la clave de la sostenibilidad”, reflexionó y bregó por que esos valores sigan siendo la gran fuente de inspiración.

La línea de reconocimientos que se inauguró este 7 de setiembre está formada por dos premios: el Lebret, para agradecer el trabajo y el compromiso de grandes personajes de la historia de UCLAEH, y el premio Juan Pablo Terra, destinado a personas que, aun no perteneciendo a la institución de manera directa, se han destacado en su labor social en la perspectiva del desarrollo humano integral.

Una de las personas que recibió el reconocimiento Lebret fue la doctora Marta Napol, quien adjudica a su vínculo con UCLAEH el haber optado por la medicina social en salud pública. “Transcurrió parte de mi vida en UCLAEH”, repasó.

En el mismo sentido se expresó otra de las homenajeadas, Graciela Freda. “Asumí esa frase de Lebret que dice que se necesitan locos. Y yo soy loca, pero loca aguerrida. Sentí que Dios me había dicho ‘Tenés que ir por ese lado’ y que Lebret me decía ‘Se necesitan locos como tú'”, expresó emocionada.

Juan Pablo Corlazzoli fue otra de las figuras de UCLAEH que recibió la medalla esa noche, al igual que Romeo Pérez, quien consideró que “UCLAEH se proyecta vigorosamente al futuro” y que “es el mejor de estos 65 años”.

María Elena Martínez, Santiago Cayota y Adolfo Pérez Piera también recibieron el reconocimiento Lebret, mientras que María Josefina Plá y Juan Miguel Petit también fueron reconocidos, pero en este caso con la placa Terra. A su turno, destacaron el orgullo que les produjo el reconocimiento y el aporte de UCLAEH en estos 65 años de historia.